Carretilleros

Cargando diversión en las sierras

Ahora sí, vea aquí “Carretilleros de Aiguá, el documental”


El Grupo Carretilleros fue premiado por los Fondos Concursables ProCultura de 2012 de la Intendencia de Maldonado. Este impulso económico, logrado con la fuerza de los alegres argumentos carretilleros, permitió financiar la producción de “Carretilleros de Aiguá, el documental”, que dio cuenta de la Segunda Expo-Rally de Carretillas.
A propósito de la fiesta, cabe recordar las palabras del cronista Rodney Da Silveira:

“En la jornada de ayer la ciudad de Aiguá amanecía con un movimiento desusado en el entorno de la plaza. Había brotado un escenario y el fondo de la comisaría había sido convertido en el primer estadio carretillero de todas las Américas. Los colores carretilleros florecían por doquier. Abundaba la cartelería que informaba de la cronología del acontecimiento y la atención, por esas horas, se centraba en el puesto de inscripciones que, una vez que empezó a recibir gente, no tuvo pausa hasta la hora en que se cerró la recepción de rodados. La lluvia no quiso perderse la diversión y mandó como delegado a un único y breve chaparrón pasadas las once de la mañana que obligó a trasladar rápidamente la operativa burocrática, que continuó a toda máquina en el interior de un ómnibus amarillo salido de una película yanqui.
Mientras el equipo de filmación del documental carretillero andaba acá y allá registrando todos los movimientos, desde la cola de gente hasta el niño chiquito con enterito carretillero, el desfile de rarezas serpenteaba hacia la mesa receptora, para ser rápidamente digerido por un depósito transitorio de carretillas donde estas iban siendo escondidas. La gente llegaba de todos lados. De Aiguá por supuesto, donde no se hablaba de otra cosa, y de cuyo liceo se presentaron unos cuantos bólidos por grupo. De Maldonado, con presencias individuales y también de instituciones sociales y educativas. De Piriápolis, desde donde llegaba la carretilla de la madre del organizador, que luego sería notoriamente favorecida. Y también de los medios de comunicación, que contaron con la honrosa presencia de una carretilla del programa Suena Tremendo de Radio El Espectador.”

A propósito de la película y sus artífices, F. de P. se explayaba en una nota publicada en su página:

Infiltrados en el maremágnum de gente anduvieron Noelia Gauna, la productora, Victoria Giménez y Leandro Álvarez, los cámaras, Claudia Beltrán y Von Coates, que se encargarían de la edición, Rodrígo Díaz, que ejercerían la asistencia general y Pablo Rodríguez del sonido, rubro en el que al parecer todos metieron cuchara. Todos ellos son estudiantes de la Licenciatura de Lenguaje y Medios Audiovisuales de la Escuela Nacional de Bellas Artes, que actualmente funciona en la órbita del Centro Universitario de la Región Este (CURE), más específicamente en el antiguo parador de Playa Hermosa. Pepi Gonçalvez, docente de la carrera y activista social y cultural, explicó que “el valor principal es que existan en un sitio tan pequeño colectivos como Carretilleros, con un liderazgo como el de Pablo y artistas como Camila, que es una líder impresionante, y que puedan reunirse las dos cosas en un testimonio para el presente y el futuro; cuando le ofrecí el puesto de directora Camila estaba en los primeros días de su carrera pero aceptó porque no tenía alternativa y porque era de Aiguá.” Se refiere, claro está, a Camila Rijo, la veinteañera directora de “Carretilleros de Aiguá/El documental”, que se estrenó el 29 de noviembre en la Casa de la Cultura de Aiguá, cuya sala se vio atiborrada en las dos funciones que se dieron ese día. El pueblo se estaba viendo a sí mismo con sus mejores colores. La gente estaba feliz y Camila abrumada por la emoción de ser profeta en su tierra: “es buenísimo ver las reacciones que tiene la gente del pueblo al ver el documental, estoy muy contenta con el resultado que logramos.” Valoró también lo que significó todo el trabajo para su formación como profesional de las artes visuales. El documental contó también con buena música, gracias al aporte original de Von Coates y al Cuarteto Ricacosa, que contribuyó con su milonga “De Contrabando”.
Bastaba ver las caras de la gente, y oír sus estallidos de risa, para saber que con la película se estaba cerrando un círculo virtuoso, uno de raíces pacientemente dispuestas en una red de gente e instituciones. Conviene siempre recordar que fenómenos como este no son fruto de la generación espontánea sino que surgen de intrincados antecedentes. Por ejemplo, Camila había formado parte del grupo “Matreros” que produjera un audiovisual en torno a la figura del Matrero Lemos, señero delicuente de la zona que utilizaba como guarida la no menos emblemática Gruta de la Salamanca. Por otra parte, se empezó a ver el producto de esta carrera “experimental, totalmente diferente a lo que se enseña en Montevideo, la primera universitaria del Uruguay que además es gratuita porque es la UDELAR, lo más hippie de lo hippie”, como la califica Pepi. Tal vez pueda rastrearse una de las fuentes de este suceso en “la línea del liceo que es hacer cosas todos juntos”, según explica Alejandro Fernández, director del centro educativo. Y agrega, ajeno a los discursos hegemónicos, tan llenos de estadísticas y culpas, que todo esto se ha tratado de algo “terapéutico” y “una instancia de sanar las relaciones, de encontrarse desde otro lugar, de incorporar esa diversidad verdadera que es el respeto por las cosas que hace cada uno, de la forma que la hace, sin la necesidad de decirle cómo la tiene que hacer, creo que es un espacio de creatividad y libertad que está bien interesante.”

Sin cortes.

El documental, de media hora de duración, no es un mero ejercicio de la mirada autocomplaciente. Logra dar cuenta de los hechos y del espíritu lleno de gente que los mueve y lo hace de un modo ágil y entretenido en el que se nota el intenso trabajo de edición y montaje.

Anuncios

3 comentarios el “Ahora sí, vea aquí “Carretilleros de Aiguá, el documental”

  1. Pingback: Ahora sí, vea aquí “Carretilleros de Aiguá, el documental” | Espacio Camaleón

  2. Pingback: Una peliculita de regalo | Estamos leyendo

  3. Pingback: Una película de regalo: “Carretilleros de Aiguá, el documental” | No sean vagos, estudien…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 30, 2014 por en Expo-rally de carrtillas, Película, Video.
A %d blogueros les gusta esto: